jueves, 2 de octubre de 2014

LA SIERRA DEL RINCÓN Y EL VALLE ALTO DE LA PUEBLA. VERANO.


El verano, llega tarde y se va pronto. Apenas castiga en estas montañas. Las manchas atlánticas regulan mucho el clima de la zona. Ahora todos los montes están contagiados por un verde intenso monótono.




En las inmediaciones del Puerto de La Puebla, se localizan extensas manchas de pinos silvestres, plantadas en la década de los sesenta del pasado siglo.




Junto al Río de La Puebla, sigue latiendo el enorme roble melojo, con cerca de nueve metros de perímetro en la base de su tronco.




En un linar del pueblo, un cerezo de buena talla nos ofrece sus deliciosos frutos.




La dehesa de Montejo, poblada principalmente por robles melojos, está potente al comienzo del verano.




Dentro de la iglesia de Montejo, construida hace unos  siglos en honor a San Pedro en Cátedra, podemos ver su maravillosos retablo.




La mañana de agosto llega fresca. El cielo está cubierto por un ligero manto de nubes. En la dehesa se escuchan los pequeños cencerros de las vacas...




En una reguera que pasa cerca del pueblo de Prádena, un bando pequeño de gorriones comunes, se alimenta con las semillas verdes de la grama.




Entre prados, dehesas y huertos, observamos el panorama donde se asienta el pueblo de Prádena del Rincón.




En estas montañas, tanto en la zona de Guadalajara como en la de Madrid, se localizan varias minas históricas, utilizadas ya en el neolítico por los primeros habitantes... Esta que vemos, se localiza en Horcajuelo de la Sierra. De ella se extrajeron varias toneladas de plata en el pasado.




La luz cálida y limpia de la mañana alumbra el pueblo de Horcajuelo, rodeado de montes de robles y antiguos huertos, donde todavía podemos ver grades nogales.




Un avión roquero descansa en el balcón de una casa. Cerca, en el alero de ésta, tiene el nido.




"La Dehesa de Colmenar, y el Arroyo de las Huelgas, y la Dehesa de La Hiruela, es todo un monte; y es bueno de oso y de jabalí en verano y en invierno, en tiempo de la bellota..." Dice el Libro de La Montería de Alfonso XI.




Por Santiago, se celebra en La Hiruela la rondalla. Al amanecer, se va cantando por todas las casas del pueblo, donde se ofrece a los acompañantes un variado almuerzo...

NOTA: Ver también el artículo del día 21 de octubre de 2013. TRÁILER. CUADERNO FOTOGRÁFICO DE LA SIERRA DEL RINCÓN Y EL VALLE ALTO DE LA PUEBLA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada