lunes, 9 de diciembre de 2013

POR LA DEHESA DEL TORO BRAVO.


Las dehesas históricas de encinas, quejigos y enebros, localizadas en los municipios de Colmenar Viejo, Soto del Real, Miraflores de la Sierra, Guadalix de la Sierra, Pedrezuela y San Agustín de Guadalix, son el hábitat natural donde habitan los toros bravos desde tiempo inmemorial en Madrid...
En la actualidad el numero de ganaderías es muy bajo, si lo comparamos con las que había hace un siglo... Estamos en la comarca del toro bravo donde más ganaderos ha habido; y donde se encuentra el hierro más antiguo...
El mantenimiento de las ganaderías bravas en la zona, tiene una serie de puntos muy positivos para el medio ambiente, la sociedad y la cultura. Con la ganadería se protege el medio natural, la flora, la fauna y al toro bravo como especie. Se le da un uso y se le saca un rendimiento económico y saludable. En estas dehesas se depura parte del aire contaminado que produce Madrid... Y de la cultura, que podemos decir, si vivimos en la cuenca mediterránea, en la piel de toro y respirando cultura taurina desde que el toro bravo anda por la Península Ibérica...
Hoy vamos a ver cuatro fotografías realizadas en la ganadería de Los Eulogios, en Colmenar Viejo.




La tarde y la noche han sido muy frías. El día viene con los pastos pintados de blanco por la nieve. En una zona soleada de la dehesa descubro a un novillo tomando el sol. Recuperando las calorías perdidas durante la noche. 




En una cerca grande conviven ocho novillos, que serán toros la próxima primavera... Y saldrán a una plaza tan importante como la de Madrid.




Una elegante vaca de bonitas hechuras e imponente cuernos, protege a su becerro que nació hace unos días...




El cálido sol del final del otoño se deja sentir en el prado de la dehesa... Un elegante novillo de tres años sale a mi encuentro para observarme...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada