martes, 14 de mayo de 2013

PINILLA DEL VALLE.




Cada día que pasa de mayo, la primavera se va haciendo más visible en el valle... La nieve se va fundiendo en las altas montañas, de más de dos mil metros de altura... Los fresnos y las manchas de robles, se van cubriendo de hojas... Junto al embalse, rodeado de prados y fresnos, el pueblo de Pinilla del Valle inicia un nuevo día...




En el tejado de la iglesia, una pareja de cigüeñas comunes coge calorías... A estas horas es muy agradable el sol.




Dentro del pueblo el ambiente es tranquilo, sin ruidos, sin prisas... sin contaminación... Desde sus calles podemos ver un municipio actual, que ha evolucionado con el tiempo, sin destruir y degradar el patrimonio natural que le rodea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada