lunes, 22 de julio de 2013

POR UN PINAR DE REPOBLACIÓN HISTÓRICO.




Han pasado 125 años desde que se repobló con pinos silvestres la ladera de la montaña... Un relativo pero largo periodo, para que la naturaleza se recupere de los estragos que la civilización ha hecho en el pasado... Con el paso del tiempo, esta repoblación se va pareciendo a un bosque...




Estas masas forestales relativamente jóvenes, carecen de los numerosos agujeros naturales, que tienen los centenarios árboles que pueblan las manchas maduras... Algunos agujeros hechos por los escasos pico picapinos, pito reales y poco más, por lo que hay que proporcionar cajas nido a las aves insectívoras, si queremos que estas se queden y pueblen el pinar, asentando sus poblaciones...




Los pinares de montaña, naturales o repoblados, son el principal ecosistema del papamoscas cerrojillo. Un pequeño pajarillo que se alimenta principalmente de insectos voladores y sus larvas. Llega a los pinares de Madrid en primavera para criar, y parte hacia África tropical a finales de verano. Durante el tiempo que pasa con nosotros, consume una cantidad de insectos equivalente a varias veces el peso de su cuerpo. Si esto lo multiplicamos por los cientos de miles que pasan por Madrid, la cantidad de insectos que eliminan durante la primavera y el verano es espectacular y de suma importancia. Proporcionan un gran beneficio al medio ambiente y a la economía, ya que estos pinares proporcionan madera. 
En la imagen vemos a la hembra de papamoscas cerrojillo, con un insecto volador en el pico en la entrada de su nido, localizado en una caja nido colgada en un pino silvestre. 


lunes, 8 de julio de 2013

LOS PÁJAROS DE LA MADERA... DEL BOSQUE.


Los bosques de la Comunidad de Madrid, acogen a siete especies de aves que se han especializado en vivir en los árboles. En ellos encuentran su alimento y algunos hacen sus elaborados nidos dentro de sus troncos, con sus acerados picos... Vamos a ver a los cinco más representativos de nuestros montes.




Un pito real macho se acerca a la entrada del nido, localizado en el tronco de una encina, para alimentar a los pollos que le están esperando...




La hembra del pico picapinos espera a la entrada del nido, localizado en el tronco de un álamo blanco, a que se asome uno de los pollos para alimentarle...




La hembra de un pico menor, del tamaño de un gorrión, se acerca a la entrada del nido con el pico cargado de larvas e insectos, para alimentar al pollo que le está esperando...




Un torcecuello, con el pico cargado de larvas de hormigas, se detiene unos instantes antes de entrar en el nido para alimentar a los pollos... El torcecuello, algo mayor que un gorrión, es un pájaro carpintero primitivo, que generalmente anida en los agujeros naturales de los árboles.




El trepador azul se detiene unos instantes a la entrada del nido... Si no ve nada sospechoso, se meterá en él para alimentar a sus pollos... Este pájaro utiliza los nidos abandonados de los pájaros carpinteros.




El agateador común registra los troncos de los árboles, buscando insectos para alimentarse y alimentar a los pollos. Este pequeño pájaro suele criar debajo de la corteza de los árboles que se están muriendo, o ya han muerto.